Categorías
Blog

HECTOR's WAY

… 97,8Kg???? Cuando ves esto reflejado en tu báscula un lunes por la mañana, te bajas y te vuelves a pesar pensando que hay algún error. Te miras en el espejo y te dices a ti mismo: “tengo tripilla, pero no es para tanto”. Pero la realidad es que estaba a menos de 3 kilos de llegar a la barrera de los 3 dígitos y había que poner solución inmediata.

 

Recuerdo perfectamente mi primer día de Crossfit calentamiento, y un entrenamiento de subidas al cajón, abdominales y peso muerto. Allí estaba yo solito, pagando los excesos acumulados durante años en el cómodo sofá de mi casa, y siendo incapaz de terminarlo de una manera digna. Al día siguiente era incapaz de andar con fluidez, me empezaron a doler partes del cuerpo que no sabía ni que existían y la sensación de que me habían dado una paliza quedaba de manifiesto en todos los músculos del cuerpo. Pero pese a todo, vuelves. 

 

Con los días vas aprendiendo no solo a realizar ejercicios más complejos o a realizarlos con más peso, sino que aprendes una serie de valores que se inculcan desde el primer momentomientras entrenas esfuérzate para sacar lo mejor de ti, para llegar más lejos, para hacer más que el día anterior, pero cuando terminas choca las manos con todos tus compañeros sin importar si ha hecho más o menos repeticiones que tú, alegrándote de sus éxitos y su avance, como ellos se alegran del mío. Aquí no eres un número de socio, aquí todos te conocen, todose preocupan por ti y todo el mundo te apoya para que sigas adelante. Aquí se crea una familia que sufre junta, pero que crece junta.

 

Han pasado ya 3 meses y he bajado más de 8 Kg. Donde antes no podía, ahora , y si no lo he conseguido aun, me encuentro más cerca de poder hacerlo. Me siento mejor, me veo mejor y los demás también lo ven. No solo en la ropa, en el cuerpo o en los entrenamientos, sino en lo que yo transmito a los demás. Para mi hay un antes y un después, para mi es el principio del camino.